Realidad afectivo sexual de las personas con diversidad funcional

 Abrazos, besos, roce de piel con piel, cariño, ternura, amor, placer, sexo… 
¿Quién no desea vivir todas estas experiencias?

Durante años las personas con diversidad funcional no han tenido voz ni voto en un tema tan importante como este. Pero hoy en día la sociedad está cambiando y comenzamos a escuchar hablar de recursos como el acompañamiento íntimo y erótico (asistencia sexual) y la figura de acompañante sexual.

Sobre esto y otras cosas tiene mucho que decir la Asociación Sexualidad Funcional, dedicada a favorecer el desarrollo sexual de todas las personas, la cual está colaborando con AUXILIA en el programa de formación.

«Es momento que las personas con diversidad funcional aporten sus realidades y sus fantasías en nuestra cultura sexual. Su aportación puede enriquecer enormemente el imaginario colectivo, donde personas con diversidad funcional comparten sus propias inquietudes, experiencias y fantasías, pudiendo inspirar tanto las personas con diversidad funcional que se ven excluidas sexualmente como para el resto de la sociedad que las suele considerar asexuadas.
La asistencia sexual es un recurso válido para muchas personas que viven dicha exclusión, pero no es la panacea, ni siquiera se propone como sustitutivo de una vida sexual sana de todas las personas con diversidad funcional. Las personas con diversidad funcional son tan aptas para el contacto íntimo y erótico como cualquier persona por más normativa que sea. Su testimonio, muy poco visibilizado, es necesario para toda la sociedad. Ahora es el momento y este es el sitio.
«


Han colaborado en este texto:
Paula Montiano (Voluntaria de AUXILIA)
Charo Ricart y Dimitri Zorzos (profesionales en la Asociación Sexualidad Funcional)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + diez =