Un apoyo tan necesario

Rosa es una de las personas usuarias de AUXILIA.
Es una mujer luchadora, independiente, autónoma y con una vida de lo más normalizada. Esto es fruto de su esfuerzo y sus ganas de eliminar todas las barreras que la vida le ponga delante.  Aunque cuenta con asistencia personal para muchas de sus necesidades diarias, solicitó a la entidad tener un apoyo para asistir a sus sesiones de fisioterapia dos días a la semana. A través del Programa de apoyo individual solicitamos a las personas voluntarias alguien que pudiera acompañarla y se ofrecieron David y Jordi.

Recuerdo cuando David vino a la Asociación, acompañado por sus padres debido a que era menor de edad. Pensamos que tal vez alguien tan joven no podría adquirir la responsabilidad de apoyar de forma continuada a una persona adulta con diversidad funcional. Pero él lo tuvo claro, no le interesaba el grupo de Ocio, quería apoyar a una persona de forma individual. Nos dimos cuenta de que cuando una persona es comprometida y responsable, la edad es lo de menos; y David, lo era. Hicimos las presentaciones, a Rosa le encantó como acompañante y de eso ya han pasado muchos meses. Y ahora David ya es mayor de edad. Así que, ¡¡¡Gracias, David!!!

Y de Jordi, ¿qué podemos decir? Es una persona a la que es imposible no querer, siempre dispuesto a echar una mano a quien lo necesite, amable, trabajador y un luchador también. Y Rosa con él también está encantada. Así que, Gracias a ti también, Jordi, de corazón, por todo lo que haces. 

Este tipo de experiencias no solo enriquecen a las personas que realizan el voluntariado y a aquellas que reciben el apoyo, permiten la inclusión de las personas con diversidad funcional en la Sociedad y esto nos favorece a todas las personas.

¿Quieres hacer voluntariado?
Anímate a probar el de apoyo individual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − dos =